Memoria

Ante el bloqueo mnemónico y el insomnio que trae una peste una agüita de manzanilla recuerda una inocencia con una canción que repetía: “Loco, estas mojado;ya no te quiero, aja, ja! “Eso dicen algunos que poco quieren llegar a la decrepitud y que los lleguen a llamar abuelitos mayores y a fe que alguien lo cumple y muere en su ley; de quien vivió comprando su caja de Marlboro en el disfrute permanente de su bocanada de humo y en la adquisición de la más exóticas mercancías y sin ningún dinero en el banco con su extinción. De pronto, tuvo un amor, pero otra más hábil logró trincarlo con un embarazo.

El tiempo resulta tan inexorable que ni se sabe cómo se puede llegar al siguiente escalón, pero afirman que: “la mente del siglo XXI es regenerada” el cerebro ofrece plasticidad, capacidad ilimitada de creatividad y de aprendizaje que sólo se requiere controlar el exceso del cortisol, lograr escalar la epigénesis y mantener los genes peligrosos apagados. El infarto se hizo recurrente con la crisis del capitalismo, aunque existen varias recetas para gestionar el estres y los gimnasios la nueva capilla para obtener el pasaporte inmunológico, la ambición de sacar cola, lograr el abdomen de chocolatina y superar unas piernas de jirafa. Desafortunadamente, en una cuarentena las clases en algunos sitios son en las salas de la casa con video en una conexión remota desde un pantalla de celular.

Sin la contabilización de los minutos de los relojes florece los biorritmos y lo urgente no mata lo importante para reconocer y agradecer los que con el ocaso de los años han brindado con su ejemplo nobleza y trabajo en medio de la adversidad en una enfermedad colectiva que más los amenaza. Un nueve de abril ángeles con banderas rojas recibían el líder asesinado en una ciudad incendiada, que jugaba antes por las tardes muñecas con su hija. El capitán Carlos Arambula Durán daría orden de disparan por lo bajo y moriría un sastre de un tiro en los testículos en la plaza de Bolívar de Palmira. Todavía algunos recuerdan una voz que cautivaba una masa en silencio.

El olvido hace fracasar un país y los pueblos con redención obtienen el beneficio de la historia, que sólo surge ante el mismo gesto simbólico imposible de perdonar, para superar el mismo efecto de goma que repite lo insoportable y construir el anhelo de varias generaciones por hacer una paz y un futuro diferente. Comprender antes que vengar, con un privilegio por una grandeza política y una acción que conduzcan por un camino que enfrente nuevos retos.