Anotaciones


Creo que la forma de concebir el pasado adquiere otra dimensión con las nuevas preguntas que se le hacen al presente. Épocas que se consideraban turbias, que se querían mantener en el desván, aparecen con un ímpetu diferente debido a la misma perspectiva con que se miran las cosas. Los logros obtenidos se debieron al período de prueba anterior, pero antes tuvo que pasarse por múltiples caídas, inseguridades y espejismos hasta que aparece una voz propia.

A veces se toman decisiones sin considerar las consecuencias, simplemente se llega al límite de lo soportable para lanzarse a otra oportunidad que es otro infierno, con las posibilidades de quedarse en el abismo, que obliga a la ruptura y amalgamar la grieta hasta que por fin se alcanza un estado de flujo- la vida que se quiere llevar, que es una estética- para decir ahora, como los libros de autoayuda, que todo depende de la actitud y la forma como se reaccione ante los problemas.

Un buen maestro quien educó a sus hijos en su casa abre puertas y nuevas formas de sensibilidad ante el el arte y la filosofía, pero quien aprende también adquirió crítica, lo cuál también resulta un buen síntoma de inconformidad y autoexpresión, pero tampoco puede saber lo que no le ha tocado vivir, y puede idealizar una escuela como un encuentro de pares, cuando en realidad existe la posibilidad de un ambiente de uniformización donde se encuentra una violencia simbólica y muchas veces la soledad del niño.

Parece polémico decirlo, pero el docente muchas veces sobrevive en la institución educativa ante el malestar de la cultura. En una escuela caótica y cerrada el estudiante se resiste y le pega una patada a la puerta para escapar y el buen profesor se refugia en el aula de clase creando un ambiente diferente. A veces hay que remover asientos para superar la cuadratura del círculo y hacer agujeros al discurso por donde quepa una pregunta genuina de conocimiento.

Con todos los inconvenientes en la escuela se puede aprender a aprender, adquirir el habito de dedicarse a una tarea, darle juego al deseo en lo que se quiere conocer y desarrollar la paciencia y la perseverancia con el ritmo propio mientras una profesión abre un conjunto de inquietudes y certezas, una forma de percibir el mundo- para algunos con la joroba de una especialización- pero igual una forma de hacer en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s